Hablando de perros...

miércoles, noviembre 25, 2015

Hola queridos lectores aficionados, ¿Cómo les va? Espero bien, a mi me va bien... tan pero tan bien que ¡¡hoy si vine a escribir!! Bueno, en realidad no da emoción pero bueno.... el día de hoy les voy a hablar de algo que siempre pasa y que es muy molesto. 

Todos alguna vez en nuestras vidas hemos salido a la calle (unos más seguido que otros) y mientras andábamos caminando tranquila y felizmente de repente ha salido el típico perro entusiasta que se le quiere subir al primer ser humano que cruce su camino, y nunca falta el típico dueño de perro entusiasta que en lugar de quitarte al perro de encima dice: "no hace nada"... o sea, ¿eso que?


A mi eso me cae muy mal, tal vez el perro quiera jugar o se alegre de ver gente, yo que se... pero ese no es motivo para que uno deje que le suban sus patas sucias y le llenen toda la ropa de pelos, cuando es tu propio perro no hay problema porque es tu perro, pero cuando es perro de alguien más ahí es cuando entro en conflicto, además las personas están viendo que uno trata de quitarse al perro y aún así no hacen nada por llevárselo. ¿A poco no es molesto?

Arenita (Q.E.P.D) era el único perro que tenía permitido llenarme de pelos

Ya que hablamos de perros me acordé que el otro día que venía a mi casa me encontré a la hermana de mi ex... ah no vdd. Bueno, si me la encontré pero de eso no vamos a hablar, resulta que cuando iba llegando a mi casa vi en la lejanía a un perro y no le di importancia, y el perro pareció no darme importancia tampoco pero luego se regresó y se quedó parado viéndome y de repente salió corriendo salvajemente en dirección a donde yo estaba, me asusté bien feo y luego no había nadie por ahí que me ayudara... yo no se que clase de persona tiene un perro gigante y lo deja andar suelto por la calle, todo eso es de gente irresponsable, que tal que el perro me muerde o peor aún, muerde a un niño chiquito e indefenso. No, no... todo está muy mal. 

You Might Also Like

5 comentarios

  1. Ahora si me sonaste como señora regañona Nefer =). Bueno, no, bueno, un poquito. Te diré que no soy afecto a los perros como quizá ya sabías, me caen bien, pero de ahí a que los acaricie y juegue con ellos hay un abismo. Así que tampoco me gusta que pase eso que dices, pero yo sí soy un amargado, jajajaja.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Jaja, comparación de perros y exes; clásica.

    A mi me caen igual de mal quienes no controlan ni a sus perros ni a sus niños, y dejan que le desmadren a uno la ropa o sus cosas. Es mejor evitarles, o de plano decirles "Oye, sal de tu apatía y disciplínalo por una vez en tu vida, o mejor ya no me hables ni te me acerques nunca, por favor".

    ResponderEliminar
  3. A mí me dan mucho miedo los perros y me pongo muy nerviosa cuando se me tira un perro encima por la calle. Eso del "no hace nada" no sé si creérmelo del todo. Tenía un vecino con un perro enorme que, en cuanto se cruzaba contigo, empezaba a gruñir (el perro, claro, aunque al dueño poco le faltaba). Yo me asustaba, claro está, y al dueño eso parecía ofenderle y siempre decía "No hace nada". Pues no parece, oye. Me mira como con ganas de comerme o algo...

    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. ¡Pobre! Bueno, entiendo que te molesten y que no quieras que se te suban, es muy maleducado cuando los dueños no hacen nada por impedirlo. Yo entiendo que el perro vaya hacia uno: es un animalico con sus instintos. Pero ya que el dueño no intente frenarlo o algo me parece de mala educación como bien dices.

    ResponderEliminar
  5. Hola!!!! A mí me encantan los perros pero me da mucha rabia que los dejen sueltos y se suban encima de cualquiera, que por mucho que me digan que no hace nada eso yo no lo sé. Y cuando mis hijos eran pequeños alguna vez se les subió un perro a la sillita y esas cosas son horrorosas.
    Un besito.

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.