La rebelión de las máquinas...

viernes, febrero 12, 2016

Una era donde todos estamos conectados de una u otra forma, rodeados de máquinas que facilitan la vida proporcionándonos incontables comodidades, la mente humana ha sido superada miles o tal vez millones de veces por la tecnología que es capaz de hacer en segundos lo que a un humano promedio le tomaría horas. Las máquinas fueron creadas como un apoyo al ser humano, para llegar más lejos de donde nosotros podemos llegar, para hacer posible lo imposible, pero... que sucede cuando las máquinas adquieren la capacidad de decidir, pensar o sentir, cuando las máquinas adquieren esa parte humana de la que han carecido hasta ahora, cuando tienen conciencia...


Febrero 11, 2068.

Una mañana como cualquier otra, la luz artificial ilumina tanto como la luz solar, pero no tiene ese calor, a veces logro engañar a los girasoles del jardín, pero su tamaño y falta de vitalidad me indican que solo me estoy engañando a mi mismo, la tecnología nunca podrá sustituir a las cosas creadas por la naturaleza. Tomo el desayuno y mientras lo hago me pregunto si las cosas realmente son lo que dicen ser, la manzana tiene realmente el sabor de una manzana, ¿a qué saben las manzanas? 
No importa, tengo que hacer mi trabajo. Dejo todo como está, los robots de servicio se encargarán de limpiar todo mi desastre, ¿de verdad la tecnología nos ayuda o nos enseña a ser inútiles? Nuevamente estoy pensando demasiado, sacudo la cabeza y subo al auto, necesito escuchar música así que conecto el pequeño cable a mi oído, en realidad es algo meramente simbólico, ya que la música no se escucha con los sentidos, es transmitida directamente al cerebro, pensándolo bien es completamente incorrecto decir que estoy "escuchando" ya que para eso necesitaría hacer uso de los sentidos como ya dije, pero ahora todo es por medio de los impulsos eléctricos del sistema neuronal. Al llegar al lugar de trabajo inicio todas las máquinas que me ayudan a realizar mis actividades, siempre han funcionado de manera correcta pero desde hace unos días he notado que actúan de manera extraña, parece que no quisieran cumplir con su propósito. Pero, ¿Cuál es su propósito? Saben acaso que tienen un propósito, un objetivo, una razón de existir, ¿son conscientes de su existencia? 

Aparto nuevamente esas ideas de mi mente y trato de  hacer todo de forma normal cuando máquina 1 empieza a mostrar patrones de comportamiento anormales, trabaja con lentitud, no obedece órdenes y finalmente causa un alboroto que me obliga a desconectarla para poder continuar, máquina 1 está temporalmente fuera de servicio, pero máquina 1 no quiere estar sola, de alguna forma arrastra a máquina 2 dentro de su locura, máquina 2 realiza la mitad del trabajo bien y desecha la otra mitad, me veo obligado a desconectar a máquina 2. ¿Porqué lo hicieron? ¿Sería una forma de darme a entender que no quieren hacer eso?, ¿se han cansado de hacer el mismo trabajo todos los días, sin variación? No pueden cansarse, fueron creadas para eso, esa es su razón de existir, es imposible que quieran renunciar a sus actividades, las máquinas no renuncian ni se cansan, pero lo que más me intriga es la forma en que máquina 1 y máquina 2 se comunicaron y decidieron dejar de funcionar, porque eso tuvo que ser intencional, no fue una casualidad. Sería una casualidad si máquina 1 hubiera dejado de funcionar de forma correcta solamente, pero deja de ser casualidad cuando máquina 2 sigue los pasos de máquina 1. 

En fin, para evitar futuros problemas máquina 1 y máquina 2 han sido separadas, de esta forma no podrán comunicarse, o al menos eso pienso, ya que como dije... todos estamos conectados de una u otra forma.
 Fin.

************

Esta historia fue inspirada en un caso de la vida real, donde Multifuncional HP no quería imprimir, se tragaba el papel y no lo liberaba, se trababa y muchas cosas más, después impresora a color HP empezó a imprimir a medias y a quedarse trabada a media impresión pero sin soltar las hojas... ¿ven como no es casualidad que las dos impresoras hayan dejado de funcionar como Dios manda? Para mi que se unieron en mi contra para hacerme sufrir.

You Might Also Like

2 comentarios

  1. Pues claro. Además, es bien sabido que si las impresoras nunca funcionan bien es por culpa de los duendes de las impresoras. Verás, estos duendes son unos apasionados de las matemáticas y se dedican a fastidiar impresoras para poder demostrar su más importante postulado: el tiempo que tarda en funcionar correctamente una impresora es directamente proporcional a la prisa que tienes en salir de casa.

    ResponderEliminar
  2. Cualquier día gobernarán el mundo y estaremos a sus órdenes, ya verás. Un besote!!!

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.