Ese Bernoulli era un loquillo....

martes, marzo 08, 2016

Hola queridos lectores aficionados, ¿Cómo les va? Espero bien, a mi me va bien... tan pero tan bien que el aire casi me llevaba hace rato y por si fuera poco empezó a llover. Pero no se preocupen, les contaré mi aventura con el aire, da la casualidad de que donde trabajo hay una lona, un letrero como en cualquier negocio, el chiste es que hoy ha estado haciendo un aire endemoniado y se lo llevó, así como suena, la lona salió volando pero afortunadamente nadie iba pasando por la calle, entonces en cuanto escuché el ruido y vi algo cayendo salí corriendo y tal y como esperaba, era el letrero. Y pues fui por él, ni modo de dejarlo tirado. 

Lo agarré y cuando empecé a arrastrarlo el aire lo levantó y casi nos vamos los dos juntos, es un letrero como de tres metros por 1 aproximadamente... así que ya se imaginarán lo fácil que sería para el aire llevarnos al letrero y a mi que no peso ni 50 kg. Para mi buena suerte iban pasando unas personas y al ver mi cara de desesperación me fueron a ayudar. todo salió bien y ahora el letrero está a salvo (y yo también) 

Pero de todo esto pudimos poner en práctica algo que vi el domingo en la tele por accidente, le estaba cambiando y antes de que empezara mi programa favorito vi el final de "El mundo de Beakman" donde explicaron el principio de Bernoulli.

"La capacidad de mantenerse en suspensión gracias a que la superficie del objeto es más grande en comparación con el peso del objeto en cuestión"

Ahora como podemos presenciar en esta gran ilustración (creada por mi en Paint), al levantar el letrero lo único que hice fue crear un ángulo de inclinación necesario para dejar pasar el aire, el aire al circular por debajo del letrero ejerce presión, pero como la presión del aire arriba del letrero es menor, el letrero tiende a elevarse, como ya dijimos anteriormente, el objeto se mantiene suspendido debido a que la superficie es mayor que el peso del mismo, si a eso le sumamos rachas de viento de más de 50 Km/h (dijeron que habrían unas de hasta 70 km/h, pero supongamos que no era ese el caso), el letrero se levantaba con una fuerza mucho mayor a la que mis delgados brazos podían hacer para retenerlo. Y bueno, acá está mi aportación científica del día de hoy, hasta parece que no aprendí nada en la escuela, pero no se dejen engañar, se más de lo que aparento. 

Para finalizar el post les dejaré una canción que me tiene bien traumada, Goodnight Saigon de Billy Joel.



You Might Also Like

2 comentarios

  1. Pudiste salir volando con todo y lona Nefer. Lo bueno que sabías qué hacer jaja.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Tu dibujito científico me ha encantado. Jajajajaja. Por cierto, no se me hubiera ocurrido definir a Bernoulli como un "loquillo". Besotes!!!!!

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.