Momentos de debilidad

lunes, agosto 08, 2016

A veces, como a la gente normal, me da por extrañar personas. Y revuelvo mis recuerdos para calmar esa sensación de que algo falta aunque no siempre me resulta, a veces duro así unos días, a veces es solo un rato, luego me distraigo en otra cosa y se me olvida, pero tiempo después vuelve a pasar y así sucesivamente. 

El otro día estaba con esa sensación rara, creía recordar a alguien pero en realidad estaba más bien olvidado, solo un pensamiento fugaz aparecía ante mi y luego cuando le ponía atención se iba, así que hice un esfuerzo y finalmente di con su nombre. ¿Esa persona se habrá acordado de mi o porqué de repente la necesidad de aparecer en los pensamientos cuando yo claramente había olvidado? 

A veces tengo mis momentos de debilidad y creo que como a todos me hace falta alguien, muy en el fondo quiero creer en la leyenda del hilo rojo que une a las personas destinadas a estar juntas y que sin importar lo lejos que estén nunca se romperá, se dice que el amor hace mejores a las personas pero yo nunca he sido peor persona que cuando he estado enamorada así que no, definitivamente no. 
Pienso que esto no es para mi, no necesito una distracción, no quiero una distracción y dejo que nuevamente esos pensamientos se alejen, los dejo estar el tiempo necesario pero luego los olvido otra vez y vuelvo a ser yo la que no necesita nada en absoluto. 

I don't need no arms around me
And I don't need no drugs to calm me
I have seen the writing on the wall
Don't think I need anything at all
No! Don't think I'll need anything at all
All in all it was all just bricks in the wall
All in all you were all just bricks in the wall

You Might Also Like

3 comentarios

  1. A veces la cabeza nos juega malas pasadas. Y luego no quiere dejar pensamientos que quisieramos dejar en paz. Pero siempre pasan.
    Un abrazo Nefer

    ResponderEliminar
  2. Esto nos pasa a todos. Contra los pensamientos no podemos hacer nada. Qué le vamos a hacer!!

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  3. Es posible que tu corazón sí necesite amar y por eso te haya traído a la mente a alguien que en su día fuera importante para ti, o quizá que aún lo sea.
    Me encanta la leyenda del hilo rojo!!!

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.