El Conefecto Mozart...

miércoles, octubre 19, 2016

Hola pequeños lectores aficionados y no tan aficionados, ¿Cómo les va? A mi me va bien, tan pero tan bien que el día de hoy vamos a hablar de algo muy interesante, tan pero tan interesante que no lo podrán creer, el día de hoy vamos a hablar de... La coneja y el Efecto Mozart.

Este Mozart no...

Este si

El chiste es que ayer estábamos escuchando música de Mozart en la noche y la coneja estaba durmiéndose frente a la ventana (como todos los días) y todo era paz y tranquilidad hasta que empezó Symphony No. 40 Movement 1 "Molto Allegro" y la coneja salió disparada, parecía que tenía resortes en las patas (los tiene, los tiene) porque se agarró a saltar por todo el patio alegremente, se puso bien loca pero loca de manera alegre, hasta le daba vuelo a las patas traseras al saltar, nunca la habíamos visto así... nos impresionamos mucho. Y luego se acabó y se regresó a seguir durmiendo como si no hubiera pasado nada.

Entonces decidí llamar a ese estado de alegría excesiva "Conefecto Mozart" porque no es como el Efecto Mozart que dicen que hace inteligentes a las personas, no sabemos si el conejo sea más listo pero lo que si sabemos es que es más alegre cuando escucha esa música. 

You Might Also Like

6 comentarios

  1. Hubiera estado genial ser grabado hasta famoso se puede hacer ! Jajaja saludos

    ResponderEliminar
  2. Interesante lo que ha ocurrido al conejo jaja. A mí me gusta mucho este compositor y lo admiro desde que era pequeño.
    PD: Me pregunto como será esa serie tan rara sobre músicos clásicos que hay ahora en emisión en Japón.

    ResponderEliminar
  3. jajaja qué cosas nos cuentas!! Me hubiera gustado verlo, qué divertido!!
    Cómo reaccionará si le pones Heavy Metal jaja

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Jajajaja. Los animales son algo increíble. Otro día vuelve a ponerlo y ten el móvil a mano para grabar. A ver si lo repite y la podemos ver todos!! Un besote.

    ResponderEliminar
  5. Siempre he pensado que los animales suelen ser melómanos... ¡ja! No querrías que tu conejiluna fuera una excepción, ¿verdad? :D

    ResponderEliminar
  6. Jajajajaja! Me impresionaste mucho con esta anécdota. Si lo hace de nuevo tienes que grabarla, es que es sorprendente! =D
    Me encantó tu blog, lo estuve mirando por aquí y por allá.
    Saluditos!

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.