Es difícil ser ave...

martes, noviembre 22, 2016


Hay veces en que las aves, igual que las personas, recuerdan. 
Pero las aves recuerdan a medias, por eso sufren, 
sufren porque no les gusta olvidar.
Recuerdan nombres pero no rostros, recuerdan rostros pero olvidan nombres
y como siempre recuerdan lo que no quieren recordar.

Es difícil ser ave, es difícil cuando se quiere olvidar 
y también cuando se quiere recordar.

You Might Also Like

9 comentarios

  1. Es complicado ser ave, sin duda. Siempre andan humanos al acecho para andar fastidiando a todos los plumíferos... espero que levantes bien el vuelo, dulce avecilla.

    ResponderEliminar
  2. La libertad del ave tiene cierto alto precio... .

    Un beso,

    Noa

    ResponderEliminar
  3. Pues sí, ser ave es durísimo porque el ser humano aparece para complicarlo todo.
    Muy feliz miércoles.

    ResponderEliminar
  4. Eyyyyy, ¿qué pasa? Apenas te reconozco en ese texto. Un beso grandote y ánimo!!

    ResponderEliminar
  5. Wow, ese texto me ha encantado!
    Besos, hermosura.

    ResponderEliminar
  6. Wow, que bonito♥
    Me quedo por aquí :D
    Besitos<3

    ResponderEliminar
  7. Eso de recordar rostros pero no nombres creo que es más común de lo que pueda parecer. A veces yo también tengo un poco de ese síndrome del ave.

    Tienes un blog muy bonito. Me quedaré a explorar un poco. ;)

    ResponderEliminar
  8. Qué bonito!!!
    Pero qué hay fácil en la vida??
    Todo es muy complicado. Es mi humilde opinión ;)

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.